slide-estirar

VERDADES Y MITOS SOBRE LAS AGUJETAS

junio 13, 2016 12:32 pm

Se ha especulado mucho sobre el origen y los remedios de las agujetas. ¿Por qué se producen? ¿Tomar azúcar tras el ejercicio realmente funciona? ¿Y estirar? En este artículo trataremos de daros la información más actualizada y objetiva sobre esta molesta sensación.

Síntomas – Los síntomas típicos son:

  • Dolor muscular intenso y localizado (parecido a pequeñísimas agujas, de ahí su nombre)
  • Disminución de la elasticidad
  • Molestias que duran entre 2 y 5 día.

Causa de las agujetas: Aunque parezca mentira, todavía no se ha encontrado una causa definitiva y científicamente probada para las agujetas. Las distintas hipótesis que se han estudiado son las siguientes:

Micro-lesiones musculares: Esta es la teoría más aceptada actualmente por la comunidad científica. Ante esfuerzos intensos o bien prolongados en un músculo poco entrenado, habría una serie de fibras musculares atrofiadas o menos resistentes que se romperían. Al romperse estas células, vierten al musculo iones de calcio y potasio que resultan irritantes y se produce una inflamación y el característico dolor.

Cristalización del ácido láctico: Esta teoría, que se ha mantenida vigente durante muchos años, suponía que ante los mencionados sobre-esfuerzos se producía una cristalización del ácido láctico en los músculos, generando la sensación de micro-pinchazos. La ingesta de azúcar o bicarbonato supuestamente reducían este efecto. Sin embargo, esta teoría está ahora completamente descartada, por las siguientes razones:
– Nunca se han llegado a observar microscópicamente dichos cristales
– Se ha demostrado que las personas con la enfermedad de McArdle, incapaces de producir ácido láctico, también sufren de agujetas.
Prevención: Tomando ciertas precauciones, resulta sencillo prevenir la aparición de las agujetas:

  • Lo más importante es realizar un buen calentamiento y estirar el músculo antes y después de realizar el ejercicio
  • Asimismo, resulta esencial un aumento progresivo de la intensidad del entrenamiento para ir poco a poco adaptando las fibras musculares al esfuerzo

Tratamiento: Una vez descartada la teoría del ácido láctico se demuestra no sólo que el bicarbonato y el agua con azúcar no sirven para nada, sino que por otra parte pueden provocar problemas de basicidad o acidez gástrica.

Lo más efectivo ha demostrado ser:

  • Tomar antiinflamatorios no esteroideos (ibuprofeno o naproxeno).
  • Aplicación de frío.
  • Masaje para aumentar el riego sanguíneo de la zona y disminuir el proceso inflamatorio.
  • Realizar el mismo ejercicio que las ha provocado pero con menor intensidad.
  • Estiramientos suave.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al newsletter


síguenos

instagram