Dile adiós a estos alimentos con grasas

Dile adiós a estos alimentos

noviembre 17, 2016 9:23 am

No hace falta ser nutricionista para saber que no debemos basar nuestra alimentación en patatas fritas, embutidos, bollería y otros alimentos ricos en grasas.

No se puede negar que estos tipos de comidas son difíciles de resistir y cualquiera puede caer en la tentación y comer más de la cuenta. Pero si a los malos hábitos alimentarios, que incluyen los alimentos ricos en grasas saturadas, les sumamos una vida sedentaria, el resultado puede ser la obesidad, el aumento de los niveles de colesterol y un mayor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Esto no significa que debamos eliminar todos los alimentos con grasas saturadas de la dieta, pero sí limitar su consumo al mínimo.

Una dieta saludable y equilibrada que incorpore todos los grupos alimentarios, y una vida activa que incluya ejercicio físico regular, nos ayudarán a gozar de buena salud

A continuación te presentamos una lista que incluye los alimentos con más grasas que debes evitar en tu dieta, lo que requerirá que ejercites tu fuerza de voluntad:

 Carnes procesadas o embutidos

Las carnes procesadas o embutidos como, jamón, salchichas, panceta o beicon, tocino, salami o longaniza, tienen un alto contenido de grasas saturadas, sodio y nitratos. Son fáciles de preparar y los encontramos a menudo en desayunos, barbacoas, snacks y tapas, por lo que es difícil evitarlos por completo.

No es perjudicial incluirlos ocasionalmente en la dieta, pero comer muchos embutidos es dañino para tu salud, ya que pueden aumentar la presión arterial, el riesgo de las enfermedades al corazón y su consumo tiene efectos cancerígenos (cáncer de colon). Todas las carnes que han sido ahumadas, curadas, secadas, enlatadas o saladas se consideran procesadas.

Bebidas azucaradas

Las encontramos en todos lados y existen muchas variedades, siendo las más populares las bebidas de tipo cola. Su consumo puede llegar a ser adictivo e incluso hay personas que solo beben este tipo de refrescos en vez de zumos o agua.

Este tipo de bebidas están llenas de azúcar, productos químicos y su aporte nutricional es nulo. Su consumo habitual puede causar sobrepeso y aumentar el riesgo de contraer enfermedades como diabetes, resistencia a la insulina o problemas cardíacos. Si tienes sed, siempre es mejor y más saludable beber agua.

Patatas fritas 

Son uno de los mayores enemigos de los nutricionistas en todo el mundo. Resulta difícil controlarse cuando se comen patatas fritas. Son el alimento estrella en restaurantes y cadenas de comida rápida; están presentes incluso en los menús para niños y su sabor puede resultar irresistible. Sin embargo, cuando se fríen las patatas absorben grasas como si fueran esponjas por lo que son altas en calorías, grasas saturadas y niveles de colesterol, y por todo ello no resultan nada saludables. 

Mantequilla

Según los libros de cocina es uno de los ingredientes fundamentales de muchas preparaciones, y se utiliza como base de salsas y cremas, en repostería, bollería industrial, sándwiches, o para untar las tostadas del desayuno. Pero su alto contenido graso la sitúa entre los productos que lideran la lista en cuanto al contenido de colesterol. Aunque algunos la prefieren a la margarina por considerarla más natural, es un alimento que debes intentar evitar en tu dieta.        

 Quesos curados

Este tipo de quesos, como el manchego o el parmesano, tienen menos agua en su composición por lo que son más duros, de sabor más intenso y se conservan más tiempo. Si bien son más ricos en calcio que las variedades de quesos frescos, también lo son en calorías, sodio, colesterol y grasas saturadas (hasta un 40% de su composición). 

Pizzas

Son fáciles de preparar, ideales para acompañar una noche viendo películas en casa, cuando hay que celebrar con amigos o simplemente para pedir a domicilio cuando no quieres cocinar, pero es otro de los alimentos que debes evitar. Ya sean de masa delgada o gruesa, están preparadas con harinas refinadas, contienen grandes cantidades de queso e ingredientes como salchichón, jamón o bacon, lo que se traduce en un exceso de grasas saturadas, sodio y calorías.

Si quieres llevar una vida más saludable, debes comenzar por reducir o eliminar estos alimentos de tu dieta. Para asistirte a ello compartimos algunos consejos de nutricionistas y especialistas: reemplazar las grasas saturadas por grasas ‘buenas’ o insaturadas (y recomiendan especialmente el consumo de aceite virgen de oliva, por ejemplo untando el pan en un poco de aceite en vez de utilizar mantequilla), consumir frutos secos en su estado natural en lugar de patatas fritas como snack, y cocinar los alimentos al vapor, a la plancha o al horno, en vez de freírlos.

También aconsejan consumir pollo, pavo, o pescados ricos en ácidos grasos tipo Omega-3, en lugar de carnes procesadas.

Si le pones ganas y creatividad verás la gran diversidad de platos saludables y sabrosos que puedes comer sin tener que recurrir a las pizzas o las patatas fritas.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al newsletter


síguenos

instagram